¿Qué hacer si se pincha una llanta de mi auto?

Una llanta desinflada es algo que todos los conductores temen, pero es posible que no puedas evitarlo para siempre. Según una estimación, hay 220 millones de pinchazos cada año.

Afortunadamente, seguir los pasos correctos puede ayudarte a minimizar el impacto de un pinchazo. Incluso puedes reducir el riesgo de contraer uno.

Expertos automotrices y diferentes compañías de seguros, recomiendan revisar las llantas 1 vez cada 6 meses. Aquí te dejamos más recomendaciones.

Antes del pinchazo de una llanta

Asegúrate de tener una llanta de repuesto y las herramientas necesarias para cambiarla en caso de un pinchazo. Necesitarás una llave de tuercas, un gato, cuñas para las llantas, guantes y una linterna.

Si no sabes bien cómo hacerlo, practica en la entrada de tu casa y prepárate en caso de un escenario más peligroso.

una llanta

Inspecciona tus neumáticos con regularidad en busca de cortes, burbujas, grietas, pinchazos y otros daños. Estos problemas deben ser resueltos inmediatamente por un mecánico.

Recuerda que los neumáticos delanteros se desgastan más rápido que los neumáticos traseros.

Sigue los pasos para cambiar una llanta pinchada

  • Pon las cuñas de las ruedas para evitar que tu automóvil se mueva.
  • Colócalos detrás de los neumáticos traseros si vas a cambiar un neumático delantero. Asimismo, colócalos delante de los neumáticos delanteros si vas a cambiar un neumático trasero.
  • Afloja las tuercas de la llanta desinflada girándolas en sentido contrario al reloj con la llave de tuercas.

¡Mucho cuidado con los siguientes pasos!

  • Utiliza el gato para levantar la llanta desinflada. Retira las tuercas.
  • Sostén el neumático y tira de él hacia ti para quitarlo.
  • Inserta la llanta de refacción alineándola con los pernos.
  • Coloca las tuercas y gíralas en el sentido de las agujas del reloj hasta que estén apretadas.
  • Baja tu automóvil hasta que la llanta regrese al suelo (pero aún no quites el gato). Aprieta las tuercas con la llave.
  • Finalmente, tienes que bajar tu auto y retirar el gato.

Tu llanta de refacción no es permanente

Recuerda que tu llanta de refacción no es permanente y solo puedes manejar alrededor de 112 kilómetros.

Por lo tanto, debes llevar tu auto a una tienda de llantas de inmediato para seleccionar una llanta nueva.

Cuando lleves tu vehículo al taller, pídele al mecánico que revise tus otras llantas en busca de signos de desgaste.

Asegúrate de que tu llanta de repuesto tenga la presión adecuada. Sigue estos consejos para evitar pinchazos y resolver un problema con tus neumáticos.

También te puede interesar: Cuatro trucos para reducir la prima del seguro de automóvil

Entradas relacionadas