BMW corporativo

El jefe de producción de BMW, Zipse, sucederá a Krueger

El jefe de producción de BMW, Oliver Zipse, será elegido para suceder a Harald Krueger como CEO, informó el periódico Frankfurter Allgemeine, citando a personas dentro de la compañía como su fuente.

BMW dijo el viernes que Krueger no buscará otro mandato más allá de su contrato actual hasta el 30 de abril de 2020, previniendo las deliberaciones sobre si obtendría otra extensión de 5 años con el fabricante de automóviles.

BMW se negó a comentar respecto a la “especulación” sobre los posibles candidatos a CEO y dijo que el asunto se discutirá en una reunión de la junta de supervisión el 18 de julio.

El periódico de negocios alemán Handelsblatt informó el mes pasado que había dos candidatos internos para el trabajo de Krueger. El periódico nombra a Zipse, de 55 años, pero también dijo que Klaus Froehlich, jefe de desarrollo, era un candidato.

Froehlich, de 59 años, puede ser demasiado viejo para el puesto principal, porque BMW normalmente impone un límite de edad de 60 años a su gerencia superior.

Ambos ejecutivos actualmente forman parte del consejo de administración del fabricante de automóviles. Froehlich continuará en su puesto actual, dijo el viernes el Frankfurter Allgemeine.

También te puede interesar:Regreso Mitsubishi Evo

¿Quién es el candidato?

Reuters y Bloomberg informaron el viernes que Zipse es el principal candidato para convertirse en CEO, citando fuentes de la compañía.

Los analistas de inversiones Evercore ISI dijeron que BMW tiene “un banco de talentos más fuerte y con jerarquía más equilibrada” para lidiar con un cambio de liderazgo.

“Creemos que muestra mucho carácter y respeto por su equipo y por la compañía que Harald Krueger está tomando”, dijo Evercore en una nota a los inversionistas.

Krueger, de 53 años, ha liderado BMW desde 2015, después de convertirse en el CEO más joven de un fabricante de automóviles importante en ese momento.

El presidente de BMW, Norbert Reithofer, dijo en un comunicado que la compañía tiene “total respeto y comprensión” por la decisión de Krueger de renunciar. Krueger “ha demostrado una dedicación inquebrantable a BMW Group en todas las diversas posiciones que ha ocupado”, dijo Reithofer, quien fue el antecesor de Krueger como CEO.

En mayo, Bloomberg informó que algunos miembros de la junta de supervisión estaban cuestionando si Krueger era la opción correcta para liderar la compañía.

Un poco de Krueger

Después de liderar la competición de lujo durante una década, el impulso de BMW se desvaneció bajo el mandato de Krueger. Perdió el liderazgo mundial ante Mercedes-Benz en 2016 y desde entonces ha luchado por recuperar el primer lugar con rediseños de modelos cautelosos. Desde el año pasado, los mercados globales más débiles y las tensiones comerciales han reducido las ganancias.

Krueger, un ex jefe de producción, se instaló apresuradamente como CEO designado en diciembre de 2014 y asumió formalmente su cargo en mayo de 2015 luego de la deserción de Herbert Diess para competir con Volkswagen Group.

Krueger evitó las apariciones de alto perfil frente a grandes multitudes, ya que colapsó en el escenario durante su primera gran conferencia de prensa como CEO durante el show de Frankfurt en septiembre de 2015.

La compañía envió al Director Financiero Nicolas Peter a reuniones de alto perfil, incluida una visita a la Casa Blanca el año pasado.

En 2018, cuando el presidente francés Emmanuel Macron invitó a los fabricantes de automóviles a una cumbre de la industria automotriz en la víspera del salón del automóvil de París, Peter, quien habla francés con fluidez, también fue elegido como representante de BMW.

En la conferencia de prensa anual de resultados de BMW a principios de este año, la empresa eludió las preguntas sobre si Krueger recibiría una extensión de contrato. El vocero de BMW, Maximilian Schoeberl, en el momento dijo que la sucesión no era “un tema” que se estaba discutiendo.

Entradas relacionadas

Deja un comentario