Manejando una casa rodante

Si planea pasar la vida en la carretera en un auto rodante por un tiempo, es posible que te pregunte cómo vas a acomodar todas las cosas que necesita. Aunque hay muchas cosas que querrás llevar contigo, hay algunos elementos esenciales del viaje que harán que tu vida en la carretera sea mucho más fácil.

Después de vivir en una casa rodante varias veces, hemos reunido algunas buenas soluciones que esperamos podrían ayudarte. Recuerda que antes de salir a carretera debes cotizar un seguro de auto y comprar el que más te convenga, para viajar protegido.

Tapones para los oídos y antifaz para dormir: nunca se sabe en qué tipo de entorno te vas a estacionar, a veces, los campamentos pueden ser bastante ruidosos. Probablemente sea una buena idea llevarte unos tapones para los oídos y un antifaz para los ojos como precaución, esto te ayudará a dormir bien para que estés listo para tu próxima aventura.

Bastón de seguridad: esta es una excelente idea, puedes comprar una en alguna tienda de autoservicio o centro comercial y así evitar a posibles ladrones.

Neceser de viaje: el espacio es bastante reducido en una auto rodante, por lo que cualquier espacio que puedas usar será muy apreciado. Prepárate para dormir o realizar tu rutina de higiene matutina puede ser un poco menos complicado ya que te ayuda a no poner nada en el piso. Solo asegúrate de que sea lo suficientemente grande como para contener lo básico.

Multi-conector: si está alquilando una autocaravana, es probable que solo haya unos pocos tomacorrientes, por lo que usar un multi-conector te permitirá usar varios aparatos eléctricos a la vez. Una necesidad si viajas en familia o en grupo.

Estufa portátil: una estufa plegable es fácil de almacenar y te permitirá cocinar alimentos al aire libre cuando no te encuentre en un campamento que tenga su propia fogata o parrilla. Solo recuerda traer también algo de propano de repuesto.

Tendedero: muchos sitios de estacionamiento tienen un lugar donde puedes lavar tu ropa, pero cuando se trata de secarla, tus opciones son un poco más limitadas. Ahí es donde un tendedero portátil es útil. Si lavas tu ropa en un día cálido, se secará en el tendedero en unas pocas horas y, antes de que te dé cuenta, estarás listo para usar nuevamente.

Refrigerador: obtener un buen refrigerador definitivamente será una inversión. Un buen refrigerador podrá mantener tus alimentos frescos por más tiempo, lo que te permitirá comprar con uno o dos días de anticipación, por lo que no tendrás que detenerte para abastecerte de suministros.

Checa también:

6 consejos para el viaje por carretera perfecto

Entradas relacionadas